Qué tener en cuenta al comprar una furgoneta de segunda mano

La demanda en el mercado de furgonetas de ocasión vive un crecimiento significativo, tanto por parte de profesionales que buscan una solución económica para sus necesidades de transporte como por particulares que ven en estos versátiles vehículos una oportunidad perfecta para aventuras de ocio y viajes

 

Pero la decisión de comprar una furgoneta de segunda mano no debe tomarse a la ligera. Hay una serie de consideraciones que debes tener en cuenta para asegurar una compra inteligente.

 

Desde revisar el estado del vehículo hasta su historial de mantenimiento, pasando por la legalidad de su documentación, entre otros. En ese artículo te vamos a explicar todos los detalles que debes tener en cuenta a la hora de comprar tu furgoneta de segunda mano para que esa sea una inversión sólida y satisfactoria.

 

consejos para comprar una furgoneta de segunda mano

 

1. Definiendo tus necesidades

 

Esta primera etapa de reflexión te ayudará a filtrar las opciones disponibles en el diversificado mercado de furgonetas de segunda mano, y a encontrar el vehículo que se ajuste a tu presupuesto y necesidades concretas.

 

En lo referente al uso que tengas previsto darle a tu furgoneta:

 

  • Uso laboral. Si necesitas la furgoneta para tu negocio o trabajo autónomo, es probable que te interese un vehículo como el Opel Movano con amplio espacio de carga, fiabilidad y eficiencia en el consumo de combustible.

 

  • Uso personal. Tanto para el día a día, como para actividades recreativas, aspectos de una Peugeot Partner, como el confort de la cabina, el consumo de combustible y la facilidad de manejo cobran mayor importancia. 

 

  • Viajes y ocio. Las furgonetas campers o las 4×4 son ideales para los aventureros y amantes de los viajes que buscan comodidad en largas distancias, capacidad para dormir dentro y quizás características específicas para terrenos difíciles o condiciones meteorológicas adversas.

 

En cualquiera de los casos de uso puedes optar por vehículos mixtos, que ofrecen flexibilidad para quienes necesitan un vehículo que sirva tanto para el trabajo como para el ocio. Y para el transporte de personas, una furgoneta combi, que suelen tener la parte trasera acristalada y ofrecen más asientos, son una buena opción.

 

Comprar un furgoneta de ocasión para repartos

 

2. Evaluación del vehículo industrial de segunda mano

   

Una vez que has definido tus necesidades y tienes una o varias furgonetas en mente, el siguiente paso es evaluar minuciosamente cada vehículo para asegurarte de que haces una inversión inteligente y evitar futuros gastos en reparaciones o mantenimiento.

 

  • Revisa el estado de la carrocería. Una inspección visual detallada puede revelar óxido que afecta la estética, y, puede indicar daños estructurales significativos. Busca abolladuras y rayones que puedan ser indicio de reparaciones mal realizadas después de un accidente. Presta también atención a diferencias en la pintura o áreas recién pintadas, ya que pueden señalar reparaciones previas.

 

  • Verificación mecánica. Escucha el motor en busca de ruidos inusuales y verifica la existencia de fugas de líquidos. Comprueba el estado de las correas, los niveles de aceite y líquido refrigerante. Verifica el funcionamiento de los frenos y presta atención a cómo responde el vehículo en curvas y baches. 

 

Realizar estas evaluaciones te dará tranquilidad sobre tu compra, pero además puede permitirte negociar el precio basándote en cualquier problema o reparación que necesite la furgoneta. 

 

furgoneta de reparto de segunda mano

 

3. Aspectos legales y documentación de una furgoneta de ocasión

 

Además del estado físico y mecánico al comprar una furgoneta de segunda mano, es importante asegurarse de que todos los aspectos legales y la documentación estén en regla. 

 

Solicitar informe a la DGT con la matrícula del vehículo te proporcionará información vital sobre el historial de la furgoneta. Incluyendo cambios de propiedad, inspecciones técnicas (ITV), y si ha estado involucrado en accidentes serios.

 

Titularidad y posibles cargas para confirmar que la persona que vende el vehículo es realmente su propietario legal. Esto se puede verificar a través del informe de la DGT y comprobando que el nombre en el permiso de circulación coincide con el del vendedor. El informe de la DGT también revelará si el vehículo tiene reservas de dominio o cargas financieras pendientes. 

 

4. Comparativa y precio de mercado

 

Otro aspecto importante al adquirir una furgoneta de segunda mano es realizar una comparativa entre los diferentes modelos y motorizaciones disponibles. Además, es fundamental asegurarse de que el precio solicitado por el vehículo sea justo y acorde con el mercado actual. 

 

Para ello es recomendable utilizar plataformas online de venta de vehículos para comparar los precios de modelos similares, teniendo en cuenta factores como el año de fabricación, kilometraje, estado general y equipamiento. 

 

También existen diversas herramientas y sitios web que permiten tasar el vehículo introduciendo datos específicos del mismo, como modelo, año, motorización, y kilometraje, ofreciendo así una estimación del precio de mercado.

 

¿Eres un trabajador por cuenta propia? Lee nuestra guía de top 5 mejores furgonetas de segunda mano para autónomos, que hemos publicado en este mismo blog.

 

Consejos para comprar camper de segunda mano

 

Autos Rivada es tu concesionario de confianza en Galicia

En Autos Rivada cada vehículo en nuestro inventario es evaluado exhaustivamente para garantizar que el precio establecido sea justo y transparente. Disponemos de un taller mecánico Bosch en Pontevedra que hará la revisión completa.

 

Puedes tener la confianza de que estás haciendo una compra justa, respaldada por un equipo que se preocupa genuinamente por tu satisfacción y bienestar económico

Visítanos o contacta con nosotros ahora en nuestro concesionario de Pontevedra y descubre la diferencia que nuestros precios justos y vehículos de calidad pueden hacer en tu experiencia de compra de una furgoneta de segunda mano.